10 errores de Comunicación Interna en tiempos de Coronavirus

La Comunicación Interna es fundamental para informar, motivar e implicar a los trabajadores en los tiempos de crisis, como el actual marcado por el Coronavirus. Lamentablemente, muchas empresas valencianas y organizaciones empresariales, en momentos de incertidumbre, descuidan la comunicación entre los trabajadores lo que genera inquietudes, miedos y rumores.

Ahora más que nunca, las empresas y asociaciones empresariales necesitan equipos unidos y con ganas de aportar.  Y en este sentido, la Comunicación Interna es la clave para que las empresas salgan fortalecidas de la situación actual que está generando el Coronavirus.

Pero la experiencia demuestra que en momentos de crisis, las empresas dejan de lado la Comunicación Interna y cometen errores. Estos multiplican los bulos y las filtraciones entre su principal valor, el equipo lo que se traduce en  incertidumbre y desmotivación.

Para concienciar a las empresas sobre la importancia de la Comunicación Interna en circunstancias como las actuales, la agencia creativa Weaddyou ha elaborado una guía con los principales errores que se comenten en este ámbito.

 

10 pautas para mejorar la Comunicación Interna

  1. El peor aliado, el silencio. La dirección de la empresa opta por el silencio sobre todo en lo que respecta en el ámbito laboral.  En el caos, se debe priorizar la comunicación directa y fluida, por los canales adecuados, para despejar dudas y aclarar cuestiones. Los trabajadores deben sentir que la empresa vela por su bienestar, resuelve sus dudas y le ofrece cierta seguridad.

 

  1. Reacción tardía. No reaccionar a tiempo y alargar las respuestas alimenta el miedo y la incertidumbre. Actualmente, las RRSS y canales como el WhatsApp viralizan los mensajes en cuestión de minutos. Una rápida respuesta ante una medida del Gobierno o un rumor permitirá a la empresa controlar la situación.

10 errores de Comunicación Interna en tiempos de Covid-19

 

  1. Actitud pasiva y reactiva. Las empresas que no son proactivas en comunicar se dedican a contestar, desmentir y matizar lo que los otros dicen de ellas. Una errónea estrategia de comunicación que se traduce en pérdida de credibilidad y confianza por parte de los trabajadores.

 

  1. Sin planes para el Día D. Una buena estrategia de comunicación interna empresarial también debe contemplar los diferentes escenarios para la vuelta a la nueva normalidad. Redefinir los mensajes y canales “ad hoc” para cada uno de sus públicos internos y nuevos escenarios de la pandemia (el antes, durante y después) teniendo en cuenta las prioridades y necesidades de cada uno de ellos (trabajadores, proveedores, clientes, franquiciados…). Es un buen momento para poner en marcha la creatividad con “un concurso de ideas para superar al COVID-19” entre los empleados.

 

  1. Los últimos en enterarse. Los trabajadores se sienten abandonados por la empresa al ser los últimos en conocer las decisiones de la dirección. El equipo no puede enterarse por los medios de comunicación o por rumores internos antes que por sus directivos. Las empresas deben ser transparentes, cercanas y honestas con sus equipos.

 

  1. Ignorar las posibilidades que nos brindan las nuevas tecnologías. En una coyuntura como la que vivimos de expansión del teletrabajo debemos exprimir las posibilidades que nos ofrecen los canales online para la comunicación interna: mailing, telegram, WhatsApp, redes sociales internas, intranet corporativa…

 

  1. Sin medir los resultados vamos a ciegas. Sin medir los resultados de nuestros mensajes de comunicación interna no sabemos si éstos han llegado a nuestros trabajadores y si han sido comprendidos. Ahora más que nunca debemos poner el foco en las métricas: tasa de apertura, tasa de clic y tener una actitud de escucha activa.

 

  1. No comunicar Seguridad. En una situación tan crítica como la actual a nivel sanitario es vital que la empresa comunique a sus empleados cuestiones como: ¿Qué medidas de seguridad se implementarán para los que tengan que acudir al puesto de trabajo?, ¿se dispondrá de materiales de desinfección o protección individual?, ¿dónde estarán? ¿Hay alguna medida o protocolo especial para tratar con proveedores o subcontratas?

 

  1. No hablar del futuro. Ante la incertidumbre económica que se vive, las empresas deben hablar a sus trabajadores sobre las medidas que se están tomando para sortear esta situación. Responder a preguntas como si estamos beneficiándonos de las ayudas del gobierno, si estamos explorando una nueva línea de negocio ante la reducción de pedidos, si nos hemos puesto en contacto con nuestros clientes…

 

  1.  Dispersión de portavoces internos. Los trabajadores necesitan saber a quién recurrir para sus dudas      sanitarias, laborales o de otra índole. Urge definir e informar sobre quiénes son los referentes para resolver dudas de cada uno de los temas sensibles.

 

La Comunicación Interna deficiente en tiempos de Coronavirus puede tener un efecto dominó y agravar el panorama socio – laboral de la empresa, dañando su eficiencia, productividad y clima laboral. Problemas que afectan directamente a los objetivos del negocio, así como a la reputación e imagen de la empresa.

 

En definitiva, es vital que los trabajadores estén alineados con los objetivos y valores de la empresa, para ello es necesario contar con mecanismos internos de comunicación que transmitan la información con rigor y transparencia.

 

Laura Llopis
Laura Llopis

Especialista en planificación estratégica y construcción de marca. Apasionada de la estrategia y la creatividad, cree en la comunicación como herramienta capaz de generar resultados que impactan en el negocio de las marcas.