Adiós a los likes, llega una nueva era

¿Cuántos likes has conseguido en tu última publicación en Instagram?

Si has acertado sin haber mirado antes en tu perfil, puede que la nueva actualización que plantea la app no sea la mejor noticia que leas esta semana.

 

Y es que los rumores son ciertos.

Ya se ha empezado a testear en algunos países eliminando los likes a modo de prueba, como en Brasil, Irlanda, Italia, Japón, Australia, Nueva Zelanda… y creciendo. Una preocupación que ha afectado a la caída de audiencia en hasta un 50%. En estos momentos, el objetivo principal de Instagram es que el usuario se centre en la calidad y no en la cantidad de publicaciones; dejando de lado el propio narcisismo, el yo, poniéndole más valor al contenido para que los usuarios sean más honestos consigo mismo, tanto creando como interactuando.

 

Pero, ¿cómo influye este cambio a las marcas y a los generadores de contenidos?

 

Desde la plataforma, explican que conocen la importancia que tienen los likes en el mundo digital, y que por ello siguen trabajando en una nueva fórmula para que se pueda transmitir los valores de las marcas a los usuarios mientras se convive de forma más amable y menos competitiva.

 

Habrá que iniciar un proceso de renovación y de adaptación al entorno. Ya que, aunque se eliminen los likes y sea más complicado conocer el engagement de la competencia, no se estará eliminando la medición de forma real, únicamente se ocultará al público para formar parte de métricas privadas como ocurre con la audiencia, el alcance o los compartidos, para de este modo, estudiar mejor a los influencers perfectos que impulsar cada marca.

 

Unos influencers que cada vez pierden más credibilidad. Ya no se les ve como personas reales, por lo que con esta nueva métrica quizás se empiecen a valorar nuevos perfiles con menos followers pero más afines e interesantes para marca-usuario que otros con resultados elevados. Al fin y al cabo, la naturalidad y la cercanía debe ser clave para llegar a los propios usuarios y más en una red social cada vez más competitiva y comercializada.

 

¿Es hora de dar más valor al contenido y menos al número?

Solo el tiempo nos lo dirá. Aunque aceptamos opiniones, te leemos en redes.