Big Data, inteligencia artificial y marketing para una experiencia única

Hablar de tendencias en marketing digital es complicado: los avances tecnológicos convierten rápidamente las previsiones en realidad. Sin embargo, la personalización y el Big Data nunca pasa de moda. Que los contenidos que lanzamos a seguidores y usuarios parezcan cosidos a medida es un objetivo permanente. La tecnología necesaria para conseguirlo, sin embargo, evoluciona a velocidades de vértigo. 

Para conseguir esa personalización, no hay que olvidar que el cliente no es solo objetivo, también es la fuente primaria de información. Se coloca en el centro de nuestras decisiones porque las tomamos para él y gracias a lo que aprendemos de él En la actualidad es más fácil que nunca gracias a la sinergia creada entre marketing digital, inteligencia artificial (AI) y Big Data. ¿Quieres saber cómo interactúan estas tres disciplinas en favor de las marcas?

 

 

La alianza entre Big Data y Marketing Digital

El Big Data habla siempre de grandes, inmensas cantidades de datos, algunos procesados y otros sin procesar. En marketing, estaríamos hablando de todo aquello que facilita información con la que conocer los deseos de los consumidores para dirigirles el mensaje adecuado. 

Así, cuando hablamos de Big Data y marketing digital estamos hablando de todo lo que aprendemos de los clientes, usuarios y visitantes, cómo lo procesamos y cómo lo aplicamos a estrategias digitales de éxito. El Big Data nos permite marcarnos objetivos, procedimientos, calcular la inversión necesaria y preparar acciones personalizadas que convenzan y se conviertan en ventas. 

Big Data: aplicaciones y ventajas en marketing digital

 Estas son algunas de las utilidades que surgen de la unión de Big Data y marketing digital: 

  • Permite tener una buena imagen de la realidad del mercado: cuáles son las tendencias, la problemática o el objeto de conversación. Se puede aplicar también a la sociedad en general, permitiendo a las empresas formar parte de las conversaciones dominantes y ganar así reconocimiento. 
  • Posibilita conocer de manera rápida los puntos débiles de nuestro producto o servicio. 
  • Facilita la empatía con el consumidor. Conocerlo bien nunca ha sido tan fácil. De ese modo convencer y fidelizar es una meta plausible y se construyen relaciones con valor propio. 
  • Agiliza las decisiones: gracias a las herramientas de Big Data podemos seguir en tiempo real el grado de consecución de un objetivo o el éxito de una estrategia. Multiplica la capacidad de análisis, previsión y medición 
  • Es motor de la innovación, ya que ayuda a encontrar nuevas oportunidades. 

 La información con la que trabaja el Big Data proviene de fuentes muy distintas, algunas incluso tradicionales, no digitales. Y por encima de todas ellas destacan las redes sociales, que se han convertido en los mayores proveedores de información para las marcas.  

¿Qué es el Social Big Data?

 Todo lo que se dice, se valora o se comparte en redes sociales puede orientar acciones y mejorar relaciones con los consumidores. Esto es lo que hace el Social Big Data. Y se trata de una estrategia con resultados extraordinarios.  

De este modo, permite conocer tendencias, palpar la percepción de una marca o saber qué hace la competencia. Con todos estos inputs se pueden tomar decisiones innovadoras y bien enfocadas, que permiten optimizar inversiones y conseguir más conversiones. 

Además las redes sociales permiten una rapidez en la respuesta que pocos canales pueden igualar. Por tanto, integrar una estrategia de Social Big Data en nuestra estrategia de marketing se convierte en necesario. Ya no hablamos de una tendencia de futuro sino de una estrategia básica al alcance de todo tipo de organizaciones, incluso las más pequeñas 

Inteligencia Artificial y Marketing Digital

Por ello, para seguir avanzando en la perfecta personalización, es necesario hablar de la inteligencia artificial (AI o IA). Si el Big Data es el aliado natural y necesario del marketing digital, la inteligencia artificial es el complemento perfecto del Big Data. 

La IA engloba a la tecnología capaz de emplear todo el conocimiento extraído del Big Data en el desarrollo de acciones. Serán tareas y metas en las que de manera flexible se producirá un aprendizaje. En marketing digital las principales aplicaciones de la inteligencia artificial se desarrollan en el campo de la personalización y la experiencia de usuario 

En consecuencia, la experiencia de usuario ideal aporta al cliente un valor único, se hace a medida. Gracias a los algoritmos de la AI se van a tomar decisiones basadas en patrones ocultos en la marea de datos manejados. Así funcionan los chatbots, capaces de ofrecer respuestas o preguntas personalizadas a su interlocutor creando una sensación de conversación real. 

Al captar datos sobre la actividad del cliente, la AI va a permitir a las empresas conocer sus patrones de consumo. Con la capacidad de anticiparse a sus compras, el departamento de marketing puede adelantarse a sus deseos. Planear promociones y acciones de comunicación (recomendando productos, por ejemplo) en el momento adecuado hará que el cliente se sienta único. 

Isabel López
Isabel López

Experta en transformación digital para marcas que quieren triunfar. La rapidez y la capacidad de adaptación al entorno es lo que asegura la supervivencia. También de las marcas y los negocios.

Si te ha gustado este artículo, suscríbete y no te pierdas nuestro contenido.


Consulta nuestra política de privacidad