Agencias de Publicidad y Marcas, cómo hacer que el idilio dure

Las agencias de publicidad el mejor aliado para las marcas.

Abordar esta cuestión ya plantea, sin duda, un reto valiente. Las agencias de publicidad han sido y seguirán siendo el mejor aliado de las marcas para hacer llegar su mensaje, su producto o cualquiera que sea ‘la cosa’ que tengan que comunicar y ofrecer a usuarios y clientes. Otra cuestión es cómo evoluciona esa relación y cómo se va adaptando en el tiempo, en la que seguro ha habido años buenos, la mayor parte, junto a algún que otro momento de distanciamiento o desencuentro.    

Lo que sí que nos queda claro y asumido, al tiempo que suena manido, es dejar de excusarnos en ese mantra constante de que vivimos en la cresta de la ola que nos impone un cambio frenético y continuo, porque en todo ese proceso de restyling diario, lo que quizá se queda obsoleto es nuestro naming: agencia de publicidad.  

De ahí que muchos hayamos hecho ese recorrido evolutivo y de cambio e intentemos recurrir a una descripción más actual, más próxima a nuestros actuales cometidos y, disculpad, si optamos por términos anglosajones, será porque en esa lengua se fraguan los cambios y los usuarios de la misma suelen ser avanzadilla en cuestiones publicitarias. Aunque, y pese a todo, al final nos sigan llamando igual: agencias de publicidad. 

Seremos agencias de publicidad para muchos, incluso para las empresas que están detrás de las marcas, pero resulta que ahora esos mismos equipos creativos lidiamos con algoritmos, big data, cookies, métricas o inteligencia artificial y nos rodeamos o formamos junto a matemáticos, programadores, científicos, filólogos, sociólogos… 

Y la creatividad, nuestro producto estrella, se adapta con nosotros a los diferentes formatos o canales que van imperando. Pasamos del cartel al anuncio, de ahí al banner y de éste al contenido audiovisual, al branded content. Y en eso estamos, en un estilo de comunicar que persigue acercar la marca a sus potenciales usuarios, que va un paso más allá del engagement, de la emoción con la que desde hace unos años nos reclaman que tenemos que seducir a esa audiencia, a ese público ávido de contacto directo. Un contacto que se ha estrechado en lo virtual, pero que hemos perdido en el día a día, fruto de la pandemia.  

En toda esta transición comunicacional, las agencias jugamos un papel fundamental, estamos en disposición de aportar valor y calidad al contenido generado, puesto que con el tiempo hemos detectado que mucho de ese contenido atrae a los nuevos públicos tanto como el desencanto que genera una vez realizado ese primer clic. Ahí justo radica nuestro principal reto y ventaja, puesto que, si alguien está preparado para seguir sorprendiendo, emocionando y, en definitiva, conectando tras ese primer clic, somos nosotros, los profesionales que integramos las agencias, con esos perfiles eclécticos y multidisciplinares que entre todos son capaces de sacar adelante una idea y convertirla en una campaña creativa.      

Y las marcas lo saben, saben de esa apuesta de valor, de garantía de calidad y en el mejor de los casos de éxito que hay detrás de la posibilidad de contar con una agencia. Porque detrás de cada marca que destaca, que no quepa duda, hay una agencia de publicidad en coordinación con los responsables de imagen de la misma, para conseguir esa visibilidad y conexión con sus diferentes públicos.   

Al final, nuestra historia es y será la de una de esas parejas longevas que han superado obstáculos en el tiempo, que se han hecho la una a la otra y su idilio será imperecedero, porque cuando se miran a los ojos aún se reconocen como aquellas jóvenes que fueron un día y que irradiaban tanto talento. Las dos, las agencias y las marcas, forever youngs.  

Xus Bernabeu

Especializada en marketing digital con predilección por aquellas marcas que apuestan por transformar su entorno y conocer a su público a través de estrategias digitales.

Si te ha gustado este artículo, suscríbete y no te pierdas nuestro contenido.


Consulta nuestra política de privacidad