Creatividad no solo rima con igualdad

La igualdad es un pilar fundamental de la politica de Responsabilidad Social Corporativa 

En esta ocasión, vamos a dedicar las reflexiones a la perspectiva de género e igualdad en los planes de Responsabilidad Social Empresarial o Corporativa 

Empecemos por el principio, aunque probablemente todas las personas lectoras tengamos claro a qué hacen referencia las siglas RSC, no está de más refrescar este concepto para poder abordar el tema.  

Como explica el Libro Verde de la UE, se refiere a Responsabilidad Social Corporativa (o de la Empresa, RSE) “la integración voluntaria, por parte de las organizaciones, de las preocupaciones sociales y medio ambientales en sus operaciones comerciales y en sus relaciones con sus interlocutores”. Así pues, podemos concluir que, se trata de un compromiso estratégico de la compañía para que, sin renunciar a los objetivos de competitividad y rentabilidad, sea más ética y responsable en el desarrollo de su actividad. 

Efectivamente, la RSE comprende, desde el compromiso social hasta las iniciativas medioambientales, entonces ¿dónde queda la igualdad y la perspectiva de género? 

Vayamos por partes. La igualdad es un pilar fundamental de la Responsabilidad Social Corporativa, y es destacable que se están exigiendo medidas concretas a las empresas en el ámbito de la igualdad como es el caso de la obligatoriedad de contar con un Plan de Igualdad en empresas de más de 50 trabajadores/as. No obstante, hay que caer en la cuenta de que, si se trata de cumplir con una normativa, entonces ya no hablamos de RSC. Así que, para poder aplicar la perspectiva de género en el plan de Responsabilidad Social tendremos que ir un paso más allá de lo que dicta la ley, y por desgracia, todavía queda mucho que hacer en materia de igualdad.  

En este sentido, encontramos el “Gender Equity Model”, una serie de orientaciones elaboradas por el Banco Mundial orientadas a promover la equidad de género en organizaciones, en el que se abordan aspectos relacionados con la selección y contratación, desarrollo de carrera, conciliación de la vida familiar y laboral, igualdad salarial y prevención del acoso sexual. 

Otra forma de incluir la igualdad en los planes de RSC es hacerlo a través de la gestión transversal en la política de recursos humanos, en el diseño de las campañas dirigidas a la clientela y en las relaciones con los diferentes stakeholders. 

Así pues, y para clarificar estos conceptos, presentamos algunas de las medidas que las empresas pueden contemplar sobre igualdad en los planes de RSE, como las que encontramos en el documento “La Igualdad en la Responsabilidad Social de las Empresas”: 

  • La adaptación de condiciones de trabajo y ajuste de la organización y horarios a las necesidades de las empleadas y empleados. 
  • Sensibilización al personal para el fomento de las responsabilidades laborales, familiares y sociales compartidas. 
  • Participación activa de las mujeres en la empresa, en reuniones, gestión de equipos y representación. 
  • Entorno laboral libre de violencia de género en el que se impida todo tipo de acoso. 

Con esto, la perspectiva de género no ha de quedarse en los documentos y se debe hacer un esfuerzo por llevarla a la realidad, por eso es importante conocer algunos ejemplos de empresas que están trabajando en pro de la igualdad como Caixabank. Esta entidad ha sido reconocida por su compromiso con la promoción de las mujeres a través de diferentes iniciativas enfocadas a reforzar el rol de la mujer en la entidad, y con las que se promueve un modelo de trabajo donde la diversidad es un factor destacado y positivo. 

Sabemos, que no todas las personas que nos leéis sois CEOs de grandes empresas, así que aquí va otra muestra de que la igualdad en los planes de RSC es aplicable a todo tipo de compañías. Hablamos ahora de Las Naves, una empresa pública valenciana que aprobó el “Permiso Menstrual”, se trata de un permiso de 8 horas mensuales recuperables en tres meses con el que las mujeres cuentan en caso de tener complicaciones durante el periodo menstrual.   

Además, otra forma de abordar la igualdad es a través de la incorporación de la perspectiva de género en la comunicación. Y aquí es donde creatividad e igualdad han de confluir. Si asimilamos la igualdad en todos los procesos empresariales, este no puede ser menos ya que la estrategia corporativa ha de impregnar cada área, lo que implica la comunicación y el diseño. De este modo, la creatividad en las campañas de publicidad, por ejemplo, puede ser una gran aliada a la hora de incluir la perspectiva de género en las comunicaciones y afianzar estos valores con los de la marca. 

En conclusión, independientemente del sector, tamaño o actividad, todas las empresas pueden contribuir a través de la RSC a una sociedad más diversa e igualitaria, solo hace falta compromiso, escucha activa, ganas de mejorar la realidad y como no, creatividad para poner solución a esta problemática. 

Xus Bernabeu

Especializada en marketing digital con predilección por aquellas marcas que apuestan por transformar su entorno y conocer a su público a través de estrategias digitales.

Si te ha gustado este artículo, suscríbete y no te pierdas nuestro contenido.


Consulta nuestra política de privacidad