Mindful marketing para marcas honestas

Hablar de mindful marketing es hablar de conexión. Se trata de una tendencia alineada con estos tiempos de nuevas realidades que, sin embargo, ya empezaba a extenderse algo antes.

Inevitablemente tenemos que hablar de mindfulness antes de pasar a explicar mejor cuál es su aplicación al marketing o a social media. A veces lo llamamos meditación, a veces atención plena (aunque existen diferencias), pero siempre alude a la capacidad de estar presente aquí y ahora.

¿Qué es y para qué sirve el mindful marketing?

El mindfulness es una técnica de relajación que permite tomar conciencia del aquí y el ahora y conectar con las emociones. En la práctica se traduce en una serie de ejercicios que nos permiten “alejarnos del ruido”. Acercarse a lo que uno piensa y siente sin interrupciones y sin estrés.

Precisamente esta conexión es la que el mindful marketing está buscando: ¿y si las marcas de pronto fueran conscientes de todos sus actos? ¿Y si el marketing tuviera en cuenta la intencionalidad de las decisiones, la ubicación de la marca en la sociedad y su capacidad para impactar?

¿Y si la esencia misma de la marca ya no es hacer dinero, sino dejar una huella?

mindful marketing

Agencias de publicidad y marketing conscientes

Toda esta corriente entronca con una realidad obvia. El mercado, las relaciones con los consumidores y la producción han cambiado tanto, que destacar es tan necesario como complicado. En ese sentido, trabajar las conexiones se hace imprescindible.

El trabajo de las agencias de publicidad y marketing debe dar un giro en este sentido. La escucha activa se convierte en una herramienta necesaria. Después de todo, cómo va a conectar una marca a nivel profundo si no se ha parado a escuchar qué está reclamando su entorno. Y, sobre todo, ¿cómo va a escucharse a sí misma después?

Por otro lado, el branding y la definición de propósito también se verán afectados por la necesidad de conexión. Y la experiencia de usuario, y la responsabilidad social… El mindful marketing o la búsqueda de conexión va a generar cambios en todas las capas de comunicación de una marca porque ha de cambiar la esencia misma del negocio.

Técnicas de mindfulness para empresas conscientes

Dicho todo esto, es necesario recordar que el mindful marketing no es la tendencia, sino una manera de abordarla. Del mismo modo que el mundo se detiene alrededor del que está meditando, las marcas necesitan un ejercicio de escucha interna y externa que les ayude a encontrar su lugar.

Ese lugar será el que les permita conectar y lograr una identificación y reconocimiento por parte de público, usuarios y clientes.

Para ello habrá que empezar por el principio y definir el ser de la empresa, sus valores, su identidad. Tras esa reflexión, habrá que sumar un estudio acerca de su sector, mercado y público muy especial. Hablamos de poner de relieve las conversaciones, los temas delicados, las aspiraciones como sociedad y ser capaces de sumarlos al discurso empresarial.

Sumar la inmediatez y la experiencia personalizada (que hoy por hoy son ley) con las demandas sociales parece, y es, una tarea difícil. Pero las agencias de publicidad y marketing están acostumbradas a los retos.

marketing mindfulness

El camino, como no, empezará en el interior (de la marca). El mindful marketing marcará un viaje del interior al exterior o viceversa donde se utilizará la escucha y la empatía para afianzar conexiones.

Una buena lista ayudará a no dejarse nada fuera de esta búsqueda interior. Anticipamos aspectos que deben meditarse antes de empezar a buscar la conexión:

  • ¿Cuáles son las principales demandas sociales, medioambientales y políticas de nuestro público objetivo?
  • ¿Cuáles son los procesos y actividades en los que la marca interfiere o conecta con esas demandas? ¿Está su producción, transporte, lenguaje, estilo gráfico, etc. alineado con los cambios y valores que su hinterland reclama?
  • ¿Se está cuidando la conexión interna, con el equipo humano detrás de la marca?

Esta información será el punto de partida para la construcción de una marca honesta. Una marca capaz de establecer (y comunicar) la conexión real y comprometida con su entorno. Y deberá afectar a todas las acciones de marketing, comunicación y publicidad.

Incluso en algo tan concreto como una estrategia de social media y sus beneficios en visibilidad deberán pasar por el filtro del mindful marketing.

Al final, como en el mindfulness, se trata de prestar atención plena y consciente a la actividad de un negocio. Tras esa reflexión, se deberá realizar la identificación de valores, puntos de dolor y propuestas de cambio. Y después vendrán las acciones de comunicación honesta.

Después de todo, hoy la información fluye al alcance de cualquiera. Arriesgarse a una crisis de reputación por presumir de lo que no se tiene o no se hace es mucho arriesgar. La reflexión, la toma de conciencia y los actos consecuentes son tendencia.

Clara Nieva
Clara Nieva

Especialista en planificación estratégica y gestión de canales digitales. Amante de la medición, porque aprovechar las oportunidades que ofrece el entorno digital es un reto y una obligación para las marcas y empresas.

Si te ha gustado este artículo, suscríbete y no te pierdas nuestro contenido.


Consulta nuestra política de privacidad