Responsabilidad Social Corporativa. Qué es y por qué marca tu branding

La preocupación de la sociedad por la Responsabilidad Social Corporativa se ha vuelto a colar en el centro de las conversaciones con la llegada del Covid-19. Tal es así que empresas, empleados y público tienen un objetivo en común: que las empresas sean más responsables y sensibles al tema social. Por ello, son muchos los negocios que ya la adaptan dentro de su ADN empresarial.

Responsabilidad Social Corporativa: Qué es y cómo implementarla en la empresa

El mercado manda y, desde hace unos años este se decanta por empresas que sean consideradas socialmente responsables. Los públicos objetivos actuales de las grandes marcas destacan por representar los valores más naturales, más abiertos y más humanizados en las empresas. Es por ello que el término de responsabilidad social corporativa está ahora más que nunca en boca de todos.

Se entiende por Responsabilidad Social Corporativa (RSC) a todas aquellas acciones que realiza la empresa con el objetivo de impactar de manera positiva en su entorno.  Las vertientes económicas, sociales y medioambientales son las que más se relaciona al hablar de RSC de una empresa pero, la verdad, es que este tipo de política va mucho más allá ya que afecta a los derechos humanos, a prácticas de trabajo con el personal de la empresa, temas de salud, cuestiones medioambientales, así como a proteger en todo momento los intereses de los consumidores.

Por qué incorporar la Responsabilidad Social Corporativa a tu empresa

Este término no es novedoso, ya que son muchas las empresas que llevan implementando políticas y acciones de este tipo desde hace ya algún tiempo. Pero, lo cierto es que la incorporación al mercado de estas generaciones, tanto en forma de trabajadores como personas con poder de decisión y de compra, ha hecho que las empresas empiecen a ver la RSC como una buena decisión a nivel empresarial:

  • Por una parte, la RSC ayuda a la empresa a ofrecer un valor añadido al mercado, algo que puede ser de mucha utilidad para poder atraer a un público que cada vez está más preocupado por lo que sucede a su alrededor.
  • Por otra, la RSC ayuda a mejorar la imagen de la empresa y su posicionamiento. Esto es posible gracias al branding que se genera alrededor de este tipo de acciones, haciendo que la empresa se posicione en la mente de los consumidores como una empresa más cercana y confiable.

Estas dos razones son muy potentes para ganar mercado en la actualidad y, siendo así, es normal que una gran cantidad de empresas quieran sumarse a ellas. Pero, al contrario de lo que muchos piensan, la responsabilidad social corporativa no es una cosa de dos acciones aisladas ya que implementarla correctamente y, lo más importante, de manera creíble en la sociedad va más mucho más allá de ello.

mision y visión

El ADN de tu empresa, 100% Responsabilidad Social Corporativa

Para que una empresa tenga una buena Responsabilidad Social Corporativa es necesario que ésta esté incluida en el ADN de la empresa. Y para ello, nada mejor que plasmarlo en la misión, la visión y los valores corporativos de la empresa y, como no, en el plan de empresa que tengas.

Recapitulemos, entendemos por visión al objetivo que una empresa quiere alcanzar en el largo plazo y, por su parte, la misión hace referencia a la razón de ser de la empresa. Como ves, una se centra en los cimientos de la empresa y la otra en la trayectoria que se quiere recorrer. Pero ambas son dos puntos que se pueden unir gracias a los valores corporativos y el plan de empresa que se plasme.

Es importante que la RSC se plasme tanto en los valores corporativos como en las acciones. Que se detallen en el plan de empresa ya que esto ayudará a la empresa a crear un hilo conductor. Permitiendo dotar de coherencia a la estrategia qy  transmitiéndolo  a los usuarios externos e internos de la empresa. Remarcamos esto profundamente ya que ahora está de moda ser una empresa socialmente responsable. Esto es algo que a primeras puede generar desconfianza en los usuarios. Ya que muchas empresas se autodenominan así para mejorar su imagen pero, en realidad, no realizan acciones en pro de la comunidad.

La relación entre Responsabilidad Social Corporativa y branding

Es posible que seas de los que piensa que si se trabaja con el objetivo empresarial de incrementar los beneficios es imposible trabajar en pro de la comunidad. Esta afirmación no puede estar más lejos de la verdad. Ya que trabajar la Responsabilidad Social Corporativa no tiene que significar dejar de lado otros objetivos empresariales.

Como bien sabrás, el branding son las experiencias de marca relevantes que ayudan a crear lazos con los usuarios. Y esto es uno de los valores intangibles más importantes de la empresa. Cabe mencionar los valores intangibles, como la imagen de marca, es algo difícil de cuantificar, pero de gran importancia trabajar, por lo que hay que hacerlo con vistas de futuro. Lo cierto es que la RSC puede ayudarte a trabajar el branding de tu empresa. Es capaz de crear una imagen corporativa más cercana a la sociedad convirtiéndose en un valor intangible para la misma. Esto, en una situación de saturación del mercado es un valor añadido. Ya que cada vez son más los usuarios que comparan opciones más allá del precio.

El valor añadido pasa por la Responsabilidad Social Corporativa

En definitiva, no podemos considerar a la RSC como una moda pasajera. Ya que, de esta forma ni empresa ni sociedad salen ganando. Por lo que, si vas a querer empezar a implementar la RSC en tu empresa piensa que debe ser una apuesta en firme. DEsde Weadddyou creemos que es una apuesta que, repercutirá en tu propio negocio y en el entorno más próximo de tu empresa. El cambio social está en manos de todos y tú, ¿te animas a dar el paso hacia la responsabilidad social corporativa?

Isabel López
Isabel López

Experta en transformación digital para marcas que quieren triunfar. La rapidez y la capacidad de adaptación al entorno es lo que asegura la supervivencia. También de las marcas y los negocios.